Un crédito sin aval es precisamente un préstamo que se concede al solicitante sin la necesidad de la firma de una tercera persona o entidad que avale la operación económica. Esto significa que el cliente no necesita contar con una parte que garantice económicamente su comportamiento durante la vida del crédito.

Es importante saber que un crédito sin aval implica, como cualquier otro, que se presente una documentación mínima que garantice a la entidad prestadora que el cliente posee las capacidades para retribuir el monto solicitado.

Si bien un crédito sin aval permite acceder a una suma de dinero de manera sencilla y rápida, es poco probable que este sea otorgado a personas desempleadas, ya que estas son personas riesgosas para el cumplimiento de operaciones financieras al no contar con un ingreso mensual fijo o variable.

Como cualquier tipo de préstamos, el crédito sin aval posee tasas de interés mediante las cuales la entidad financiera obtiene ganancias. Cualquier persona que decide acceder a operaciones económicas de este tipo debe evaluar con cautela las tasas de intereses correspondiente a su crédito y el monto final que implicaría cada una de ellas.

Un crédito sin aval suele ser un préstamo de pequeñas cuantías, que en algunos casos puede extenderse de acuerdo a la situación económica del solicitante. Las entidades financieras que ofrecen este tipo de financiación suelen ser de cualquier tipo (bancos, financieras, concesionarios, etc.).

El crédito sin aval se concede a cambio de un interés muy elevado. Esto es debido a los altos riegos que supone para la entidad.

Cuando la necesidad de dinero es urgente muchas personas están dispuestas a aceptar cualquier condición con el objetivo de salir de una situación difícil. Para escenarios de este tipo surgen las líneas de crédito rápido, un tipo de préstamo que permite acceder a montos de efectivo en forma inmediata con requisitos flexibles.

Las líneas de crédito rápido se presentan como una solución perfecta para hacer frente a problemas inesperados que exigen un desembolso económico urgente: puede tratarse de una emergencia de salud, una mala situación financiera o bien una excelente oportunidad de inversión.

Características de un crédito rápido

Como ocurre con otras líneas, el crédito rápido tiene sus ventajas y desventajas. A continuación presentamos sus características principales:

- Montos: los montos que pueden solicitarse por medio de un crédito rápido son muy limitados, aunque la cifra máxima depende de las políticas de la entidad prestamista.

- Plazos: los plazos de las líneas de crédito rápido son cortos. Por lo general no superan los 36 meses promedio.

- Tasas de interés: esta es la principal desventaja de un crédito rápido, ya que se trata de préstamos con costos realmente altos en comparación con otras líneas.

- Requisitos: la flexibilidad de requisitos es el principal beneficio del crédito rápido, que por lo general puede obtenerse con mínima documentación.

- Tramitación: como su nombre lo indica, el crédito rápido está asociado a trámites ágiles y sencillos.

¿Es conveniente tomar un crédito rápido?

La promesa de un crédito rápido, sin explicaciones, fácil y cómodo puede resultar más que atractiva, pero lo cierto es que este tipo de préstamos es realmente costoso y en definitiva no es la mejor alternativa del mercado.

Teniendo en cuenta esto, lo más aconsejable es tomarse el tiempo necesario para conocer otras opciones disponibles para determinar algún préstamo que resulte simple, ágil, con requisitos accesibles y costos razonables.

Saber elegir el préstamo más conveniente es un paso fundamental para construir un historial de crédito positivo: optar por una alternativa equivocada puede traducirse en pagos atrasados, trayendo consigo cargos extra e intereses por mora. El crédito por convenio se presenta como una alternativa ideal para evitar todo esto, ya que es un préstamo preferencial con numerosas ventajas.

¿Qué es un crédito por convenio?

Podemos definir al crédito por convenio como un tipo de préstamo que involucra a tres actores: la entidad bancaria, la empresa empleadora y el trabajador. El banco y la empresa acuerdan un convenio que permite a los trabajadores obtener créditos en condiciones preferenciales, con requisitos más flexibles y beneficios exclusivos en relación a su financiación.

Ventajas del crédito por convenio

El crédito por convenio representa un sinnúmero de beneficios: en primer lugar se trata de un préstamo de fácil tramitación. Sin embargo las facilidades se traducen también a lo largo del crédito, ya que las cuotas son descontadas directamente por la empresa del sueldo que cobra el trabajador. De este modo no es necesario preocuparse por el pago de las cuotas.

La gran mayoría de las líneas de crédito por convenio permiten solicitar ampliaciones de crédito, siempre que se haya cancelado una parte del préstamo solicitado inicialmente. Además no se cobran extras por prepago o cancelación anticipada.

Cabe aclarar, sin embargo, que cada banco cuenta con condiciones específicas vinculadas a su línea de crédito por convenio: en algunos casos es necesario contar con garantías y se cobran comisiones por servicio de pago de cuotas por planilla o gastos por uso de casillero, entre otros gastos asociados al préstamo.

Crédito por convenio: requisitos

Para acceder a un crédito por convenio es necesario cumplir con los requisitos impuestos por la entidad prestamista. Algunos de los requisitos básicos incluyen:

- Ingreso mínimo neto: entre S/. 350.00 y S/. 500.00
- Relación cuota-ingreso: hasta el 30% del ingreso neto
- Antigüedad laboral: 12 meses
- Situación laboral: estable, con contrato fijo o indeterminado

¿Dónde solicitar un crédito por convenio?

Es importante remarcar que sólo es posible acceder a un crédito por convenio cuando la empresa empleadora tenga un acuerdo con una entidad. Este requisito es excluyente. Algunas de las entidades que ofrecen este tipo de préstamos son HSBC, BanBif e Interbank.

Numerosos bancos que operan en Perú han incorporado una línea de crédito personal con garantía hipotecaria a su abanico de productos y servicios financieros. Esta modalidad ha tenido una buena acogida entre los clientes, que ven en este préstamo una oportunidad de obtener dinero en efectivo utilizando su inmueble como garantía.

¿Qué es un crédito personal con garantía hipotecaria?

En términos simples el crédito personal con garantía hipotecaria es un tipo de préstamo que permite al cliente acceder a un monto de dinero en efectivo haciendo uso de un inmueble como garantía. La gran ventaja es que el solicitante puede destinar los fondos con absoluta libertad, pudiendo usarlos para:

- Refaccionar, remodelar y terminar su vivienda
- Financiar viajes
- Adquirir artículos de electrónica o informática
- Hacer frente a gastos de estudios
- Cambiar de vehículo

Los destinos posibles para el crédito personal con garantía hipotecaria son absolutamente libres.

Características del crédito personal con garantía hipotecaria

Por lo general el crédito personal con garantía hipotecaria cuenta con las siguientes características:

- Moneda: soles o dólares
- Montos: sujetos a la capacidad de pago del cliente y los criterios de la entidad prestamista
- Plazos: hasta 15 años
- Financiamiento: por lo general se financia un porcentaje del valor del inmueble puesto en garantía
- Aprobación crediticia: en 48 horas hábiles
- Tasa de interés: fija o mixta
- Cancelación anticipada: sin penalidades, comisiones ni costos adicionales

Requisitos del crédito personal con garantía hipotecaria

Cada banco o entidad exige requisitos particulares, pero por lo general todos solicitan:

- Edad: ser mayor de edad y tener hasta 69 años de edad al solicitar el crédito
- Ingreso mínimo individual: entre U$S450 y U$S750

El crédito para pymes en Perú es un soporte financiero importante para los productores, pero si no se le suma trabajo duro y serio, es probable que el resultado no sea bueno. El mayor escollo que enfrentan estas pymes es el financiamiento para ampliar sus capacidades de producción, y es por eso que siempre se recomienda un buen asesoramiento para saber qué ofrecen las distintas entidades financieras y cuáles son las posibilidades reales de cada cliente.

Las pequeñas y medianas empresas representan uno de los motores principales del país. A modo de ejemplo, solo en Arequipa existen más de 80 pequeñas y medianas empresas formalizadas, de acuerdo a los datos arrojados por diferentes informes durante el último año. Esta cifra representa un estimado de un 5% del PBI (Producto Bruto Interno) local, y absorben, aproximadamente,  el 42% de la mano de obra de la población económicamente activa de la región.

Estas cifras no hacen más que constatar el rol de importancia crucial que juegan estas empresas, ya que impactan de manera directa en la economía y en la generación de empleo. En consecuencia, la demanda de crédito para pymes en Perú, crece regularmente, para hacer crecer a su país.

El crédito para pymes en Perú ofrece multiplicidad de opciones y facilidades de pago. Por ello es importante hacer un estudio de mercado y decidir qué monto se requiere, y ser realistas a la hora de estudiar cómo se hará la devolución del mismo.

Cuando los salarios no permiten una capacidad de ahorro que pueda garantizar un proyecto a futuro, el crédito para negocio en Perú es la solución más viable. Así, los emprendedores insolventes tienen la capacidad de invertir en negocios propios, al tiempo que las entidades financieras se ven beneficiadas con las tasas de interés que genera la solicitud de un crédito.

Antes de solicitar cualquier crédito para negocio en Perú, es bueno saber que tanto financieras como bancos y cajas proporcionan crédito para pymes con multiplicidad de beneficios y facilidades.

Los créditos para negocio en Perú son una gran ayuda para incursionar en un primer proyecto empresarial, o bien para apuntalar los cimientos de una empresa ya en funcionamiento. Pero no hay que perder de vista que cuando se pide un crédito, generalmente la devolución se hace incluyendo altas tasas de interés, según el plazo acordado para la cancelación de la deuda. Siempre es recomendable pedir asesoramiento y leer la letra chica de los contratos.

Mientras el tiempo de devolución del crédito para negocio en Perú sea más prolongado, más alto es el interés que se añade a la deuda. También hay que saber que las tasas fijas y variables pueden significar mucha diferencia a la hora de cancelar el crédito.

Dada la fuerte demanda de créditos para negocio en Perú, la mayoría de las financieras ofrecen cuatro modalidades de créditos: para financiar capital de trabajo (por ejemplo materia prima y mercancías), proyectos de/para infraestructura, para financiar activos, y por último para compra de locales comerciales. Cada una de estas modalidades posee características diferentes, que también podrán personalizarse de acuerdo con las necesidades de cada cliente.

En otros artículos hemos abordado la gran variedad de soluciones que ofrecen los créditos empresariales, un tipo de préstamo orientado a personas jurídicas que requieren financiar gastos vinculados a la puesta en marcha y crecimiento de un negocio. Dentro de este gran grupo encontramos el crédito para microempresas.

¿Qué es un crédito para microempresas?

Un crédito para microempresas es un tipo de préstamo orientado a micro y pequeñas empresas que necesitan financiar la compra de mercadería, materia prima, insumos o cualquier otro requerimiento para el funcionamiento de su emprendimiento.

Teniendo en cuenta que las necesidades de las MyPes son muy diversas, los bancos ponen a su disposición diferentes líneas de crédito para microempresas orientadas a satisfacer los diversos requisitos financieros de estos negocios.

Tipos de crédito para microempresas

Actualmente encontramos un amplio abanico de crédito para microempresas, con líneas que incluyen:

- Créditos para capital de trabajo: este tipo de crédito para microempresas está pensado para la compra de mercadería, materia prima e insumos
- Créditos para activo fijo: creados para financiar la adquisición de locales comerciales, maquinarias o equipos
- Créditos para vehiculares: dirigidos a la compra de vehículos para el negocio

Estas son sólo algunas de las líneas de crédito para microempresas que por lo general los bancos ofrecen a sus clientes. Sin embargo es posible encontrar líneas específicas para necesidades puntuales, como la oportunidad de financiar la compra de un vehículo para utilizar como taxi o un crédito inmediato para financiar cualquier gasto vinculado al funcionamiento de la empresa.

Requisitos del crédito para microempresas

Si bien cada entidad dispone de una serie de requisitos para cada una de las líneas de crédito para microempresas, por lo general se exige:

- Copia de documento de identidad del titular
- Copia de RUC, licencia de funcionamiento y otros documentos
- Copia del último recibo de luz, teléfono o agua

Dependiendo del tipo de préstamo también se puede exigir, por ejemplo, una copia de documento de propiedad de vivienda (o un aval, en caso de no tener casa propia).

El crédito para locales comerciales es la solución perfecta para empresas y negocios que desean adquirir un inmueble con el objetivo de instalar allí oficinas, consultorios o cualquier espacio asociado con la actividad que desarrolla.

Podemos definir un crédito para locales comerciales como un préstamo con garantía hipotecario ofrecido por bancos y entidades con el propósito de brindar financiamiento para la compra de bienes inmuebles. De este modo las empresas pueden ampliar su patrimonio y contar con una propiedad para así poder desarrollar una actividad comercial profesional.

Actualmente son incontables las opciones de crédito para locales comerciales disponibles en el mercado financiero peruano: BBVA Continental, Crediscotia y Banco de Crédito son algunas de las entidades que incorporaron este producto a su línea de préstamos.

Características del crédito para locales comerciales

Las características del crédito para locales comerciales varían de acuerdo a las políticas y criterios de cada banco que los ofrece, además del tipo de préstamo específico solicitado por el negocio, pero en general comparten algunos puntos básicos:

Montos: los montos a los que se puede acceder con un crédito para locales comerciales rondan el 70% del valor comercial del inmueble, aunque este porcentaje varía según las condiciones impuestas por cada entidad.
Plazos: por lo general los plazos promedio para financiar la adquisición de locales comerciales son 120 meses
Moneda: actualmente varias entidades y bancos otorgan líneas de crédito para locales comerciales en soles o en dólares

Es recomendable pensar qué tipo de inmueble se desea adquirir, teniendo en cuenta no sólo el valor de la propiedad, sino también la ubicación del mismo, ya que algunos bancos o entidades tienen restricciones de inmueble por zona geográfica.

Requisitos del crédito para locales comerciales

Normalmente los requisitos y documentación exigida para solicitar un préstamo para empresa suelen ser un tanto más complejos que los solicitados por personas. En el caso del crédito para locales comerciales los requerimientos incluyen, entre otros:

- Licencia de funcionamiento de negocio en caso de RER o RUS
- Copia del documento de identidad de representantes legales y avalistas
- Proformas, presupuestos y facturas en caso de financiar bienes
- Copia de la última declaración anual de impuesto a la renta
- Últimos pagos de IGV
- Estados financieros

Como siempre recordamos que estos son algunos de los requisitos generales que se solicitan al momento de tomar un crédito para locales comerciales. Sin embargo es aconsejable consultar en cada banco y entidad cuáles son los requerimientos específicos.

El solicitante que piense en un crédito para vivienda debe indagar minusiosamente sobre la tasa de interés más conveniente que mejor se amolde a sus capacidades económicas. Dentro de las tasas de interés se pueden destacar la tasa fija (los intereses no varían a lo largo de la vida del crédito), tasa variable (los intereses fluctúan de acuerdo a las subas y bajas del mercado) y tasa mixta (combinación de una tasa fija y una variale).

El solicitantes debe pensar ¿Qué otras características debe tener el crédito de mi vivienda?

El seguro de desgravamen y la posibilidad de pre-pagar o cancelada totalemente la deuda sin penalidades son factores muy influyentes que deben ser tenidos en cuenta cuando se piensa en adquirir un crédito de este tipo.

Seguro de desgravamen: este seguro cubre al solicitante (y sus familiares) en caso de que este no pueda cimplir con sus obligaciones por muerte, invalidez, accidente y desempleo involuntario.

Una modalidad muy empleada en los últimos tiempos son los simuladores de crédito que ofrecen las financieras , mediante estos el solicitante puede definir cuales son lso requisitos y características necesarios que acarrea el crédito de vivienda solicitado.

Las diferentes finalidades que puede tener un crédito de vivienda pueden ser:

Crédito para una casa de playa.
Crédito para remodelación de la vivienda.
Crédito para comprar un terreno para construcción.
Crédito para ampliación de un inmueble.
Crédito para casa de campo.
Crédito para construcción de vivienda.
Crédito para vivienda terminada.

El incumplimiento de lo pactado con el la entidad que otorga el dinero puede derivar en la subasta del inmuble por parte de la financiera para que esta recupere el dinero prestado.

La oferta de préstamos orientados a empresas y corporaciones es cada vez más extensa, sumando soluciones pensadas para satisfacer las necesidades financieras de los diferentes emprendimientos que se llevan adelante en territorio peruano. Dentro de este gran abanico de productos encontramos el crédito líquido, un préstamo ideal para hacer frente a necesidades eventuales de tesorería y capital de trabajo.

¿Qué es un crédito líquido?

En términos simples el crédito líquido se presenta como una línea para empresas que requieren fondos para hacer frente a compromisos adquiridos con proveedores, acreedores y empleados, permitiendo así que el ciclo de la empresa no se vea afectado.

El crédito líquido se convierte así en un producto diseñado especialmente para que las empresas puedan tener la certidumbre de contar con los recursos líquidos en el momento necesario, haciendo más eficientes los procesos de tesorería y agilizando las operaciones de la empresa.

Características del crédito líquido

El crédito líquido se caracteriza por ser un tipo de préstamo de fácil acceso, conveniente y flexible. Esto se debe a que las entidades que ofrecen este tipo de préstamos permiten disponer de fondos en el momento necesario, con la tranquilidad de poder acceder al servicio desde Internet y poder organizar un cronograma de pagos que resulte cómo para el ciclo de la empresa.

Por lo general los bancos y entidades que ofrecen líneas de crédito líquido permiten a la empresa solicitante tomar préstamos en soles o en dólares, eligiendo el plazo del crédito, que por lo general no excede los 24 meses promedio.

La flexibilidad del crédito líquido se traduce también en la estructura de pago: muchos bancos permiten organizar los pagos en cuotas mensuales o bien en una sola cuota al vencimiento del crédito. Todo esto resulta realmente ventajoso para que las empresas puedan estructurar el préstamo según sus necesidades.

Crédito líquido: requisitos

Para poder solicitar un crédito líquido se exige el cumplimiento de requisitos básicos y la presentación de cierta documentación. Algunos de los requerimientos incluyendo contar con línea de crédito, una cuenta corriente o de ahorro en el banco y otras exigencias asociadas al flujo de caja de la empresa.